3 simples pasos para conseguir sus primeros 1.000 suscriptores de correo electrónico

Aprende del fracaso de marketing por email y mejora tu copywriting
Aprende del fracaso de marketing por email y mejora tu copywriting
abril 29, 2020
La herramienta de medios sociales imprescindible que todos necesitan
La herramienta de medios sociales imprescindible que todo marketer de contenidos necesita
mayo 4, 2020
Consigue tus primeros 1.000 suscriptores por correo electrónico

¿Todavía no te has acercado a tus primeros 1.000 suscriptores de correo electrónico? ¿Listo para renunciar a aumentar tu lista?

Parece que no importa lo que hagas, el tamaño de tu lista nunca cambia.

Tal vez todavía no tienes ningún suscriptor.

De cualquier manera, ese ascenso inicial a 1.000 suscriptores puede sentirse dolorosamente lento, tal vez incluso imposible.

La buena noticia es que hay algunas formas sencillas, pero no siempre compartidas, de hacer crecer su lista de correo electrónico que pueden marcar la diferencia.

Los tres pasos que voy a compartir con ustedes pueden parecer simples, pero no se equivoquen —son las claves para desbloquear el tipo exacto de crecimiento que han querido.

1.000 suscriptores de correo electrónico… Pero antes

Necesitas saber algo primero, y es esto:

Si no entiendes quién es tu cliente ideal, fracasarás.

Lamento ser franco, pero es la verdad.

A menos que entiendas íntimamente a tu audiencia, con lo que están luchando, y lo que quieren, nunca verás el crecimiento que quieres de tu negocio, y mucho menos de tu lista de correo electrónico.

Así que antes de que sigas cualquiera de los tres pasos siguientes para conseguir tus primeros 1.000 suscriptores de correo electrónico, aclara primero tu cliente ideal.

Paso #1: Siga la regla de las 10 personas

Una de las trampas más fáciles en las que se puede caer cuando se aumenta la lista es pensar demasiado grande demasiado rápido.

Tienes que empezar por lo pequeño porque, bueno, ahora mismo eres pequeño. Tienes que caminar antes de poder correr, ese tipo de cosas.

Entra en la regla de las 10 personas.

Esto viene del conocido marketer Nathan Barry, el fundador y CEO de ConvertKit.

Esto es lo que debes hacer:

Primero, identifica a 10 personas que sepas que disfrutarán y se beneficiarán de tu escritura, de la información que compartas.

Podría ser cualquiera: amigos, compañeros de trabajo, familiares, cualquiera con el que tenga una conexión.

Todo lo que importa es que tu tema sea relevante y útil para ellos.

A continuación, una vez que hayas escrito esos 10 nombres, envíales un mensaje personal y hazles estas tres preguntas:

  • ¿Cuál es tu mayor frustración al enterarte de [tema]?
  • ¿Qué sitios web, blogs o foros visitas actualmente para aprender sobre [tema]?
  • Estoy empezando un nuevo sitio para enseñar [tema]. Me encantaría que fueras uno de mis lectores beta. ¿Te interesa?

Estas preguntas son de oro.

Como dije antes, cuanto mejor conozcas a tus clientes, más ganarás, y no hay mejor manera de hacerlo que haciéndoles este tipo de preguntas directas.

Incluso podrías considerar enviar las dos primeras preguntas por su cuenta, y si obtienes respuestas detalladas, hazles la tercera.

Lo ideal sería que salieras de estas conversaciones con 10 nuevos suscriptores de correo electrónico, una lista de los lugares exactos donde se reúne tu público objetivo y los siguientes temas de tu blog.

Desde aquí, simplemente enjuague y repita. A medida que ganes nuevos suscriptores, puedes hacerles las mismas preguntas y obtener nuevos conjuntos de respuestas y sugerencias, lo que a su vez te ayuda a crecer estratégicamente.

No puedo subestimar el poder de hacer esto. Conozco gente que ha llevado esto aún más lejos y ha llegado a cientos (incluso miles) de personas en una semana. Les ayudó a hacer crecer sus listas de cero a hasta 1.200 personas. En sólo una semana.

Realmente funciona. Si no quitas nada más de este post, asegúrate de hacerlo.

Paso #2: Enseñar un tema específico

Los clientes de hoy en día son inteligentes y mucho más protectores de sus direcciones de correo electrónico de lo que solían ser.

Es información personal, algo que sólo darán a alguien en quien confían y si creen que obtendrán valor del intercambio.

Por eso te recomiendo que te alejes de pedirle a la gente que se “una a tu boletín”.

Es demasiado vago y a menudo no presenta claramente ningún valor. De hecho, todo lo que hace es prometer que recibirán más correo electrónico, que estoy seguro que está al final de su lista de deseos.

En lugar de eso, enséñales algo. Ofrezca algo de valor, como un curso o una guía.

“Obtener un curso gratuito sobre cómo escribir un gran contenido” es mucho más poderoso que “unirse a mi boletín”.

Las personas quiere, ayuda para resolver sus problemas, y he descubierto que si no recibes las inscripciones o ventas por correo electrónico que deseas, es probable que la gente no entienda realmente cómo les ayudas a resolver sus problemas.

Cuando alguien realmente quiere resolver su problema y le ofreces una solución, su resistencia se derrumba.

En lugar de rogarle a alguien que se registre, le rogarán que entre (excepto que la puerta ya está abierta, así que tu lista seguirá creciendo y creciendo).

Si no estás seguro de cómo poner esto en práctica, aquí tienes un método probado y verdadero:

  1. Piensa en tu público. ¿Qué problema podrían estar experimentando ahora mismo en su vida, relacionado con tu tema?
  2. ¿Puede ayudarles a resolver ese problema? Apuesto a que sí. Escriba los pasos que necesitan dar. Podrían ser cinco o diez, no importa.
  3. Ahora escribe emails sobre cada uno de esos pasos y agrúpalos como un curso de email.
  4. Ofrécelo gratis en tu blog o sitio web, y configura los correos electrónicos como una secuencia de goteo después de que alguien se registre.
  5. ¡Ya está! Acabas de hacer un curso por correo electrónico.

Eso es todo lo que se necesita.

Puede parecer pequeño, pero ese ajuste puede significar la diferencia entre una lista de correos electrónicos a reventar (y dinero en el banco, si estás vendiendo algo) y una ciudad fantasma digital.

Paso 3: Construir relaciones (y las relaciones no son sólo números)

Cuando construyas tu lista de correo electrónico, no olvides que no es sólo una “lista”.

Hay gente real detrás de esas direcciones de correo electrónico. Personas reales que leen tu blog y deciden registrarse. No hagas crecer tu lista a ciegas sólo por los números y tu ego.

Una lista masiva llena de la gente equivocada no sólo es inútil, sino que es frustrante y costosa. No obtendrás resultados. Tus correos electrónicos no se abrirán. Tu negocio no crecerá.

Lo he visto una y otra vez.

La mentalidad de “crecimiento a toda costa” lleva a los grandes empresarios a recurrir a “hackear” la lista.

No vale la pena. Lo prometemos.

En lugar de eso, concéntrese en su público. Sé intencional. Si te concentras en servir, dar valor y resolver sus problemas, crecerás más rápido de lo que nunca imaginaste.

Sólo sigue apareciendo (y envía un correo electrónico a esos 10 amigos).

Conoce 77 FORMAS DE AUMENTAR EL TRÁFICO DE TU BLOG

Hablemos por Whatsapp