5 reglas del video marketing rentable - SEOContenidos Marketing WEB ✅

5 reglas del video marketing rentable

3 pasos para crear una estrategia de marketing en Instagram ganadora
3 pasos para crear una estrategia de marketing en Instagram ganadora
septiembre 2, 2021
Has estado vendiendo en las redes sociales todo el tiempo
¿Has estado vendiendo en las redes sociales todo el tiempo?
septiembre 3, 2021
5 reglas del video marketing rentable

El vídeo ofrece una oportunidad más clara que la mayoría de los medios de comunicación.

A estas alturas, casi todo el mundo está de acuerdo en que el vídeo es el principal medio para un marketing de contenidos eficaz. Hay muchas estadísticas que respaldan esta afirmación, incluidas algunas cifras sorprendentes del centro de información 50Wheel, por ello presentamos las 5 reglas del video marketing rentable.

Según informes, el noventa y uno por ciento de los profesionales del marketing afirman que el vídeo proporcionó un retorno de la inversión en 2020. Pero el hecho de que pienses que el vídeo es genial, no lo convierte automáticamente en una parte eficaz de tu mezcla de marketing.

Eso requiere trabajo y planificación. Por ello, te ofrecemos algunas pautas útiles, tanto si acabas de empezar como si estás intentando dar un giro a tu estrategia de inbound marketing o de redes sociales.

5 reglas del video marketing rentable

1. El vídeo no es tan caro como crees

Si tienes una pequeña empresa, una startup o simplemente eres un autor o un experto con ideas que compartir, experimentarás una gran sorpresa al explorar el vídeo. El coste de la producción de vídeo tradicional comienza en torno a los 1.000 dólares por minuto terminado.

Hay buenas razones para ello, como el coste de un equipo de cámara y el espacio del estudio, pero sigue siendo un gran factor de disuasión. El modelo tradicional de producción de vídeo requiere mucho tiempo de viaje y un equipo bastante caro.  O bien un equipo de rodaje se desplazaba a tu localidad, o los directores tenían que ir a un estudio de grabación.

Ambas cosas suponían un coste considerable. Afortunadamente, el smartphone cambió todo eso. Las cámaras de los dispositivos móviles han mejorado exponencialmente, hasta el punto de que ahora son una parte normal de la producción profesional de largometrajes.

Para los equipos de marketing, esto significa que la necesidad de un gran equipo ya no es primordial. Todo el mundo tiene una cámara con capacidad de producción en su bolsillo.

Es cierto que la gestión de enormes archivos de vídeo en los teléfonos inteligentes es un dolor y que la grabación de transmisiones en directo en Zoom es problemática a través de Wi-Fi.

Sin embargo, hay grandes soluciones para la captura remota, que almacenan temporalmente el material de alta calidad en los dispositivos antes de cargarlo para su edición. Algunas permiten incluso que un director guíe las sesiones a distancia y convierta su smartphone o tableta en un teleprompter.

Con la captura remota, incluso cuando se añaden luces decentes, micrófonos, lentes y otros equipos básicos, el coste básico del vídeo por minuto terminado se ha reducido en un cincuenta por ciento. Esto significa que incluso las pequeñas empresas y las nuevas empresas pueden considerar de forma realista el vídeo como medio principal de una estrategia de marketing inbound sostenida e integrada.

video marketing

Hay grandes soluciones para la captura remota, que almacenan temporalmente el material de alta calidad.

2. El vídeo DIY no es tan asequible (ni eficaz) como se cree

Después de leer lo anterior, algunos llegarán a la conclusión de que, para “hacer vídeo”, todo lo que necesitan es un teléfono o una tableta decente, y algunos accesorios. Aunque el enfoque de bricolaje es admirable, tiene inconvenientes.

En primer lugar, hay una curva de aprendizaje muy pronunciada y muchas otras tareas que compiten por tu tiempo. Un buen vídeo requiere un concepto de historia, un objetivo medible y el tiempo y la experiencia para editar y publicar cada vídeo en los canales adecuados. Si asignas el vídeo a un miembro de tu equipo de marketing, prepárate para que renuncie a otras tareas, o bien, contrata más personal.

En segundo lugar, hay demasiados tipos de vídeo para hacerlos todos bien. Hacer un simple vlog por sí mismo es bastante fácil. Crear vídeos eficaces de captación de clientes potenciales, no tanto.

Por último, el bricolaje es difícil de mantener. Como todo buen marketing de entrada, el vídeo tiene que hacerse a largo plazo para ser eficaz. Eso significa añadir contenido nuevo, especialmente en los niveles superior y medio del embudo de ventas.

3. Ten siempre en cuenta el SEO, el formato y la selección de la plataforma

La forma en que diseñamos y producimos los vídeos ha cambiado, pero las reglas para hacerlos visibles a los clientes potenciales del mercado no lo han hecho. Incluso, si tu vídeo es atractivo y convincente, no basta con publicarlo. Aplicar el SEO del mundo real al contenido del vídeo significa algo más que utilizar palabras clave en el título y la descripción.

El vídeo tampoco debe estar solo. Los mejores resultados se obtienen cuando tanto el vídeo como el contenido escrito se integran entre sí, y ambos se coordinan con la estrategia general de SEO y del embudo de marketing.

Aunque el coste del vídeo ha bajado, siempre es una buena idea optimizarlo para múltiples lugares. Esto significa que hay que planificar formas de “reciclar” el contenido existente y saber cómo formatearlo para diferentes plataformas y redes sociales.

Por último, hay tantas plataformas aptas para el vídeo entre las que elegir, que hay que tener cuidado de no dispersarse demasiado. Escoge una plataforma de medios sociales cuya demografía de edad e ingresos se ajuste mejor a tu mercado objetivo.

Ofrece contenidos de vídeo como parte habitual de una campaña de correo electrónico o un boletín electrónico. Sobre todo, selecciona un entorno de alojamiento que ofrezca el mejor equilibrio entre facilidad de búsqueda e interactividad.

4. No todos los vídeos son iguales!

Hay muchas preguntas y discusiones sobre la duración de un vídeo de marketing, teniendo en cuenta la capacidad de atención de los usuarios típicos de la web. Estas preguntas no son las correctas. Por supuesto, un vídeo debe ser siempre atractivo, pero primero tiene que ser el tipo de vídeo adecuado.

Por ejemplo, un vídeo de marca utilizado en la parte superior del embudo es totalmente diferente de un explicador animado, una demostración grabada o un vídeo de solución interactiva.

En otras palabras, hay muchos tipos diferentes de vídeo a tener en cuenta, por lo que los profesionales del marketing deben evitar siempre la generalización de “una talla única”. Cada tipo tiene diferentes requisitos técnicos y de diseño y un lugar óptimo en el embudo de ventas.

Un embudo de ventas exitoso tiene un requisito simple. Cada pieza de contenido debe dar a los clientes potenciales cualificados una razón legítima y un medio para explorar más a fondo, comprometerse con su solución y continuar hacia una decisión. El vídeo es el medio ideal para conseguirlo, pero sólo si se produce e implementa para ello.

5. Si se hace bien, el video marketing tiene un ROI sustancial

La mayoría de los profesionales del marketing conocen la vieja cita: “La mitad del dinero que gasto en publicidad se desperdicia; el problema es que no sé qué mitad”. El vídeo marketing no es una garantía ni una panacea. Sin embargo, si se hace correctamente, el vídeo ofrece una oportunidad más clara que la mayoría de los medios de comunicación en línea para rentabilizar la inversión.

Finalmente, entre las 5 reglas del video marketing rentable, merece la pena hacer énfasis en este punto. Por definición, un buen vídeo es atractivo. Es cognitivamente más fácil de experimentar. El espectador puede sumergirse en la historia sin tener que leer e interpretar palabras en una página.

También cumple el requisito básico de todo buen marketing: “Muéstrame; no me lo digas”. Sobre todo, con la cantidad adecuada de interactividad, el vídeo da al usuario el poder de elegir, haciendo que su interacción con tu marca sea directa, inmediata y consecuente.

Cualquiera puede añadir un botón de “comprar ahora” o palabras clave de SEO a un vídeo de marketing. Pero no todo el mundo puede utilizar el vídeo para crear una historia convincente -que resuelva una necesidad genuina- que guíe a los compradores cualificados hacia una relación duradera con la marca.

¿Por qué las grandes empresas invierten en video?

En la siguiente publicación, encontrarás más razones para comenzar a utilizar el video como estrategia de marketing en tu empresa.

 

 

 

Hablemos por Whatsapp