Clásicos de la publicidad

principios de persuasión
6 principios de persuasión que debes aplicar en tu empresa
abril 5, 2021
Cómo convertir un contenido aburrido en uno interesante
Cómo convertir un contenido aburrido en uno interesante
abril 7, 2021
Clásicos de la publicidad

Promociona el valor único de tu marca para conseguir clientes fieles que vuelvan a comprar.

Los anuncios publicitarios son mensajes escritos o visuales dedicados a promocionar un producto, servicio o campaña específicos. Las empresas pueden pagar al propietario de un canal o plataforma que llega a una audiencia similar para que difunda este mensaje, así, se han afianzado los clásicos de la publicidad.

Dos de los mayores retos de la publicidad son medir el valor del anuncio y asegurarse de que resuena en las personas adecuadas. Partiendo de estas premisas, toma nota de las siguientes claves, al momento de hacer un anuncio para tu negocio:

  • Hazlo simple, memorable, divertido, de tal manera que atraiga la atención de los demás para leer.
  • Pon al cliente en el centro del mensaje, significa cómo se vive, qué le mueve, qué le emociona y qué hablan los clientes.
  • Humaniza la publicidad.
  • Haz una sugerencia diferente y creativa.
  • Elimina la publicidad engañosa y repleta de falsa promesas.
  • Promociona el valor único de la marca para crear clientes fieles que vuelvan a comprar. El objetivo es crear marcas que de verdad se conecten con los clientes y que les importe formar parte de la cultura cotidiana. En fin, marcas con propósito.
  • Deja huella en la forma de vivir la vida de los consumidores.

Un acercamiento a los clásicos de la publicidad

Por el impacto que tuvieron en el crecimiento de la marca y porque consiguen dar con alguna verdad universal que nos permite recordar campañas años después, muchas empresas han alcanzado el éxito. De hecho, es posible que ni siquiera hubiéramos nacido cuando las clásicas campañas –populares hoy en día- se emitieron por primera vez.

Clásicos de la publicidad

Evoca emociones en tu público con la publicidad.

Pero, para saber qué es lo que hace que un anuncio sea grande, primero hay que saber cómo se define un anuncio. Como puedes imaginar, existen numerosos tipos de anuncios, todos ellos en diferentes medios, en diferentes canales y con diferentes objetivos para un negocio. La gente puede anunciarse en cualquier sitio y el mejor tipo de anuncio de hoy, puede no ser el mejor mañana.

Tipos de anuncios

A continuación presentamos cuatro ejemplos básicos de publicidad de los últimos siglos, desde los más antiguos hasta los más recientes.

1. La publicidad impresa

El primer anuncio impreso se publicó en Inglaterra en 1472, según Infolinks. Desde entonces, este tipo de publicidad se ha hecho presente en periódicos, revistas, folletos, vallas publicitarias y otros métodos similares portátiles para llevar el mensaje de una marca a su usuario final ideal. En este método publicitario, el anunciante paga al editor por colocar su anuncio en la publicación.

2. Publicidad en la radio

La publicidad por radio se remonta a 1920, cuando se lanzaron las primeras emisoras comerciales en Estados Unidos. Hoy en día, la radio sigue siendo una plataforma de marketing y publicidad relevante para ampliar el alcance de un evento patrocinado o un nuevo producto. En este método publicitario, el anunciante paga a la emisora de radio para que reproduzca su anuncio durante las pausas designadas entre la música o un programa de radio.

3. Publicidad en televisión

Los anuncios de televisión se originaron en los años 40 con la promoción de artículos prácticos y campañas políticas. En la actualidad, los anunciantes pueden utilizar la televisión para promocionar alimentos, juguetes, tiendas, servicios comerciales, entre otras cosas, tanto en los canales de televisión locales como en las cadenas nacionales.

En este método publicitario, el anunciante paga a la cadena de televisión regional o nacional para que muestre su anuncio durante las pausas designadas en la programación habitual de la cadena.

4. Publicidad en Internet

La publicidad en Internet arraigó a mediados de los años 90 con el lanzamiento de los anuncios “banner” de varias empresas de telecomunicaciones. Estos anuncios se colocan en lugares estratégicos de una página web.

En este método publicitario, el anunciante paga al propietario del sitio web para que coloque su anuncio en espacios expuestos y periféricos al propio contenido del sitio. La publicidad en Internet ha pasado a incluir el vídeo, el marketing en los motores de búsqueda, las publicaciones patrocinadas en las redes sociales y mucho más.

Originalidad

Evidentemente, los clásicos de la publicidad han evolucionado mucho desde sus respectivos orígenes. Los que antes eran mensajes unidimensionales, ahora tienen un trasfondo inteligente, divertido o profundo que hace que los anuncios sean memorables, años después de su publicación.

Entonces, ¿cómo crear una estrategia publicitaria que resuene? Una campaña publicitaria es un grupo de anuncios similares con un tono o mensaje unificado. La ventaja de una campaña frente a un anuncio aislado, es la posibilidad de impulsar la misma idea de diferentes maneras, en múltiples medios y durante un periodo más largo, sin que resulte demasiado repetitivo o rancio para la audiencia.

Hablemos por Whatsapp