Por dónde empezar cuando llega el momento de editar tu contenido -

Por dónde empezar cuando llega el momento de editar tu contenido

Cómo escribir viñetas que la gente realmente quiere leer
Cómo escribir viñetas que la gente realmente quiere leer
junio 11, 2021
10 maneras de dominar la escritura de un buen copy
10 maneras de dominar la escritura de un buen copy
junio 11, 2021
Por dónde empezar cuando llega el momento de editar tu contenido

El contenido memorable tiene un impacto en la vida de los miembros de tu audiencia.

Superar el perfeccionismo en la edición de contenidos no es una excusa para publicar escritos descuidados o poco inspirados. El contenido que funciona para tu negocio no sólo es claro, preciso y educativo, sino que también da una idea de tus valores, así que es oportuno que sepas por dónde empezar cuando llega el momento de editar tu contenido

Y si no contiene aspectos que lo hagan memorable, no va a funcionar. Por supuesto, el contenido memorable no conduce automáticamente a las conversiones. Pero el contenido olvidable equivale al tiempo y la energía que gastas en un trabajo que no acerca a los clientes potenciales a realizar compras.

El contenido memorable tiene un impacto en la vida de los miembros de tu audiencia… y cuando estén listos para comprar algo que ofreces, tu producto o servicio será la única opción razonable. Así pues, la edición de contenidos convierte un artículo en una presentación ganadora, pero ¿por dónde se empieza?

Por dónde empezar cuando llega el momento de editar tu contenido

Aquí hay cinco estrategias inteligentes de autoedición que ayudan a convertir tus borradores en un contenido memorable.

1. Localiza tu objetivo

Deberías ser capaz de exponer de forma sucinta por qué vas a publicar la pieza de contenido que estás editando. Consulta tu calendario de contenidos para identificar cómo el artículo sirve tanto a tu audiencia como a tu negocio. Esa afirmación no irá directamente en tu texto la mayoría de las veces, pero ayuda a influir en el mensaje que comunicarás.

Tu introducción debe apoyar tu objetivo. Es tu oportunidad de responder a la pregunta no oficial que pasa por la mente de todo lector cuando mira el comienzo de un artículo: “¿Por qué debería importarme?”. Cuando presentas una muestra de la información más importante de inmediato, le das al lector la confianza de que obtendrá aún más de lo que busca si sigue leyendo.

Entonces, el resto del artículo puede revelar más detalles convincentes que proporcionan una recompensa por el tiempo que el lector invirtió en su contenido.

Editar contenido

El contexto juega un papel muy importante a la hora de determinar si un texto carece de valor.

2. Personaliza tu mensaje

Cuando tienes un objetivo en mente para una pieza de contenido específica, es importante recordar que otras personas de tu nicho pueden tener el mismo objetivo para una pieza de contenido que crean. Eso está bien. Debería impulsarte a infundir en tu contenido todas las cualidades especiales que sólo tú puedes aportar.

¿Hay algo sobre tu tema que es difícil de entender para la mayoría de la gente, pero tienes una forma sencilla de explicarlo? O bien, ¿has dedicado tiempo a dominar un tema y compartes tu experiencia de una forma poco convencional? Busca formas creativas de demostrar por qué el sitio web de tu empresa es el mejor recurso.

Aspirar a ser “memorable” no es un permiso para ser un choque de trenes, irrespetuoso u ofensivo. Ninguna de esas cualidades construye un contenido memorable que haga crecer tu negocio. El contenido memorable consiste en tener un punto de vista reflexivo que satisfaga a tu público objetivo de un modo que no lo hace el contenido de otros sitios web. Este destaca porque educa de forma entretenida y agradable.

3. Limpia el “vómito de unicornio”

Vómito de unicornio (sustantivo): texto excesivo que carece de valor. Es inevitable que algunas personas no estén de acuerdo contigo o no les guste especialmente tu estilo de escritura… y esas personas podrían no ser las que tú quieres atraer.

Lo que quieres evitar es que los clientes potenciales con cabeza fría y comprometidos se sientan rechazados. Si tu tono o tu lenguaje distraen a tus lectores ideales de tu mensaje, has cruzado la frontera hacia el territorio del contenido menos efectivo.

Todo se reduce al respeto. Hay que captar la atención de los lectores, pero no hacerles perder el tiempo. Para el ojo inexperto, el vómito de unicornio parece un aspecto que personaliza tu mensaje. Pero como dice Sonia Simone: “A veces los intentos bienintencionados de dar vida a tu escrito acaban produciendo una escritura tonta, trivial, desordenada o condescendiente”.

La edición es el momento perfecto para extraer lo bueno que pretendías y desechar las partes que pueden perjudicar tu credibilidad.

4. Corta (pero guarda) las tangentes

El contexto juega un papel muy importante a la hora de determinar qué es, o no, un texto excesivo que carece de valor. El truco está en reconocer cuándo la información se sale del ámbito de un post. Parte de ese vómito de unicornio, como una historia divertida o conmovedora, podría encajar perfectamente en otro artículo o serie de contenidos.

Algunos estilan escribir todos sus artículos en archivos de texto sin formato y guardan una sección al final de cada uno para todos los vómitos de unicornio que recortan. Cuando revisan esas secciones más tarde, a veces encuentran frases geniales para futuros artículos o incluso ideas para posts, que simplemente no funcionaban en los lugares originales donde se escribieron.

5. Racionaliza las frases similares

A menudo es necesario elaborar un punto para expresarse con claridad, pero algo que hace salivar a los editores es detectar dos frases que repiten exactamente la misma información. Las palabras de las frases pueden ser diferentes, pero el escritor no revela nada nuevo.

A los editores les encantan estos puntos porque se disparan nuestras alarmas de “estás haciendo perder el tiempo a tus lectores”. Cuando editas tus propios escritos, se necesita práctica para reconocer los errores gramaticales más comunes, así como las áreas en las que te has repetido.

Corregir desde el final del documento hasta el principio puede ser muy útil. Te obliga a evaluar tus palabras desde una perspectiva diferente. Si simplemente te centras en estas cinco ideas cada vez que revises un borrador, afinarás la calidad de tu contenido. Luego puedes añadir más pasos que te funcionen. Sin duda, ahora sabrás por dónde empezar cuando llegue el momento de editar tu contenido.

Tutorial de redacción

A continuación se explica cómo editar un texto para que sea fluido y no pierda su valor.

Hablemos por Whatsapp